Ir al día
Idiomas
 
Publicidad
Recomendamos

10 de abril de 1998

El Primer Ministro de la República de Irlanda, Bertie Ahern, el enviado especial de Estados Unidos para Irlanda del Norte, George John Mitchell, y el Primer Ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, tras la firma del Acuerdo de Viernes Santo

Tras 21 meses de negociaciones y con el respaldo de las fuerzas políticas del Ulster, el Gobierno del Reino Unido y el Gobierno de Irlanda sellan en el castillo de Stormont, Irlanda del Norte, un pacto para alcanzar la paz en la región. El acuerdo, conocido popularmente como el Acuerdo de Viernes Santo, otorga a los ciudadanos norirlandeses el poder de decidir su futuro mediante el voto, establece una Asamblea legislativa regional elegida democráticamente y dota al Ulster de un Gobierno ejecutivo, todo ello bajo soberanía británica.