Ir al día
de
Idiomas
 
Publicidad
Recomendamos

23 de marzo de 1801

Pablo I, zar de Rusia, por Stepan Semyonovich Shchukin (Galeria Estatal Tretiakov, Moscú)
El militar alemán Levin August Gottlieb Theophil (en ruso, Leonty Leontyevich) Bennigsen, por George Dawe (Galería militar del Palacio de Ïnvierno, San Petersburgo, Rusia)

Un grupo de oficiales del ejército, presumiblemente en estado de embriaguez y conducido por el general Levin Leóntievich Bennigsen, penetra en el dormitorio del zar de Rusia, Pablo I, en el castillo Mikhailovski de San Petersburgo, y lo asesina estrangulándole después de que el monarca se resista a firmar un documento por el que abdica del trono en su hijo, el príncipe Alejandro. El crimen es consecuencia de una conspiración organizada meses antes por los condes Nikita Petrovich Panin, Platon y Nikolai Zubov (hermanos) y Peter Ludwig von der Pahlen, gobernador militar de San Petersburgo, que representan a los sectores de la nobleza, del ejército y del comercio disconformes con el zar por, entre otros motivos, su política hostil a Gran Bretaña y sus concesiones a la Iglesia de Roma, como la autorización del culto católico en Polonia; en un grado no determinado, el príncipe Alejandro y el embajador británico en Rusia también se hallan implicados en la conjura.