Ir al día
de
Idiomas
 
Publicidad
Recomendamos

11 de agosto de 1950

Leopoldo III, rey de Bégica

Después de haber regresado a Bélgica en julio, mediante resultado favorable en un plebiscito celebrado a tal efecto, y haber sufrido una campaña contra su persona por la pasivisad que demostró ante las tropas del III Reich que invadieron el país durante la Segunda Guerra Mundial, el rey Leopoldo III abdica a favor de su hijo Balduino, que asumirá la corona un año más tarde, para acabar con la desestabilización política que origina su permanencia en el trono y ante el temor de una guerra civil.